¿Proyectos de vivienda de Tunja, Paipa y Sogamoso podrían ser un monumento a la corrupción?

personGina Rojas Hoyos.

date_rangeMayo 24, 2018

remove_red_eye251 Vistas

Años de espera, irregularidades en construcción y paralización de obras hacen parte del panorama de proyectos de vivienda de Tunja, Paipa y Sogamoso, donde personas ilusionadas con tener ‘techo’ propio accedieron a subsidios y préstamos que hoy están en el aire. 

Una década para algunos de ellos ha pasado sin tener su apartamento, frustrando sus sueños y pagando costos económicos, sociales y morales irreparables. Algunos de los que antes fueron beneficiados y hoy son damnificados murieron esperando una respuesta y una vivienda digna. 

Tunja 

Entre 2009 y 2010 nacieron los proyectos de Estancia del Roble y Torres del Parque mediante una unión temporal entre la Alcaldía de Tunja, Invitu (ahora Ecovivienda) y el constructor Iáder Barrios. 

Para el caso de Estancia del Roble, al iniciar se contemplaban más de mil apartamentos para personas que tenían subsidio del estado. Para Torres del Parque, eran 460 apartamentos de los cuales a la fecha hay 160 construidos y 158 habitados. Este proyecto tenía dos clases de subsidios, uno de Fonvivienda (Estado) y otro de Comfaboy.

Los primeros inconvenientes que se tuvieron tuvieron que ver con retrazos en las obras, que en declaraciones del entonces alcalde, Arturo Montejo, se contemplaba que estuvieran listas en 2012, pero justo ese año hubo una renuncia masiva del personal calificado que estaba a cargo de la obra por lo que se paralizó por completo el trabajo y esa fue la alarma para que la ciudad volteara sus ojos a Barrios, quien se había quedado sin base presupuestal para culminar los proyectos, lo que empezó a desencadenar la molestia de quienes esperaban su vivienda. 

Sin dolientes, sin avances, las protestas y los caminos legales se han agotado. Sin embargo, entre tantos damnificados hay quienes siguen en pie de lucha, esperando además que les devuelvan su inversión, que los saquen del sistema de suicidios, que algo les sea solucionado. 

La realidad actual es que de 22 bloques que ya están construidos 16 necesitan ser reforzados para que no haya problemas en su habitabilidad y seis podrían ser derribados. Respecto a Barrios, la Unión Temporal fue suspendida y hubo posesión a sus bienes por parte de un agente especial interventor que es con el que actualmente se hacen el enlace para lo que viene en este proyecto. 

Acción legal 

En la labor de asesoramiento legal, en cabeza de Ramiro Vega, se acordó realizar una acción de grupo para la Veeduría la Esperanza de estos proyectos de vivienda. La misma, cursa en el Juzgado Primero Administrativo Civil Oral del Circuito de Tunja desde el mes de junio, fecha en la que fue rechazada por caducidad. 

No obstante, en la apelación el Tribunal Administrativo de Boyacá falló a favor de la defensa por lo que volvió al juzgado y pasó a traslado para que los demandados -municipio de Tunja, Ecovivienda, Iáder Barrios y el interventor- se notifiquen. 

Dentro de la acción de grupo se encuentran cerca de 100 beneficiarios que no han recibido sus apartamentos. No obstante, para quienes tienen otros problemas, ya recibiendo su vivienda, se espera adelantar otra acción de grupo.

Las pretensiones de la acción son que se resarzan todos los daños por incumplimiento, tanto los económicos como los morales, entre ellos el dinero del ahorro programado como el canon de arrendamiento de 2014 hasta la fecha. También se ha solicitado que se reembolse al ministerio de Vivienda el dinero del desembolso de subsidios vivienda porque a algunos beneficiarios los obligaron a firmar escrituras sin tener su vivienda. 

Sogamoso 

Sogamoso también cuenta con un proyecto de vivienda que no avanza, no se siente, no se entrega, no se mueve. Se trata del parque residencial San Miguel Arcángel cuyas obras iniciaron en 2013 y a la fecha solo cuenta con una de seis torres.

Según Wilfredo Cogua, el proyecto se ha defendido con acciones de tutela y otros recursos legales que se han interpuesto por parte de los beneficiarios del subsidio de vivienda. “Eran 594 apartamentos en seis torres y lamentablemente, a la fecha no hay mucho qué mostrar”.

Para este caso, los problemas, al parecer han sido de procedimiento por la interventoría al proyecto, ya que aseguran que no se ha hecho de forma adecuada y la Fiduciaria sería la principal responsable. Además de esto, han sido dos los contratistas que ha tenido la obra, los cuales no han podido hacer que la misma avance como debiera.

Paipa 

Para el año 2012 en Paipa nació el proyecto de urbanización Primero de Mayo, el cual también se constituyó con el constructor Iáder Barrios, el mismo de Tunja.

Para este caso también se presentaron una serie de incumplimientos demoras, negligencia administrativa y demás que dejaron damnificadas a más de 50 personas de esa ciudad. 

No obstante, para este proyecto sí hubo una luz en cabeza de Marta Flórez quien actualmente dirige el instituto de vivienda de Paipa. Ella junto al alcalde Yamit Noé Hurtado, se dieron a la pelea con uno de los constructores más grandes del país, para responderle a cerca de 50 familias que invirtieron sus ahorros en el proyecto de urbanización Primero De Mayo.

Encuentre en el audio detalles del informe especial.



Categoria:
Noticias

OTRAS NOTICIAS

Con juegos pirotécnicos arrancó Aguinaldo Boyacense 2017

Continuar leyendo

personPositiva

date_rangeDiciembre 19, 2017

remove_red_eye71 Vistas

Inicia proceso de revocatoria de Pablo Cepeda

Continuar leyendo

personPositiva

date_rangeFebrero 28, 2018

remove_red_eye93 Vistas